La UE sigue sin defender la aceituna española ante la OMC

www.larazon.es 25/11/2018

La Comisión Europea no ha tomado aún una decisión sobre si presentará una queja formal ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) respecto a la subida de aranceles que ha aplicado Estados Unidos a la entrada de algunas variedades de aceituna de mesa negra procedente de España. Esta decisión ha provocado ya una importante reducción de las exportaciones de este producto al mercado norteamericano. Al acabar la última reunión del Consejo de Ministros de Agricultura, celebrada la semana pasada en Bruselas, el comisario Hogan declaró que los servicios pertinentes de la Comisión decidirán próximamente si presentan, o no, esta queja formal ante la OMC e indicó que el asunto está en manos de los responsables de la Dirección General de Comercio, pero no pudo precisar si se decidirá recurrir esta deuda ante la OMC.

El comisario de Agricultura, que hoy se encuentra de visita en España, en concreto en Córdoba, aprovechó la ocasión para recordar que este sector contará con una partida específica de 2,5 millones de euros para llevar a cabo acciones de promoción en 2019 y señaló que «estamos listos para ayudar a los productores tanto en la OMC como con medidas específicas de emergencia».

A pesar de los meses que han transcurrido desde que Estados Unidos comenzó a aplicar esta subida de aranceles, que se ha traducido en una reducción significativa de las exportaciones españolas de algunas variedades de aceituna de mesa negra a Estados Unidos, la delegación española no ha conseguido que los servicios correspondientes de la Comisión Europea lleven el asunto ante la OMC. Esta medida no solucionará los problemas a corto plazo, dados los márgenes existentes hasta que se pueda conseguir una condena de la decisión de Washington, pero serviría para transmitir al sector la idea de que desde Bruselas se está haciendo algo en su defensa. Por otro lado, hay que recordar que la justificación que se ha dado por parte de la Administración Trump para aplicar esta medida se puede utilizar también contra otra serie de productos agrarios comunitarios que reciban ayudas directas de la PAC.

Dicho de otra manera, los argumentos utilizados por Washington ponen en cuestión el sistema de ayudas de la PAC, uno de los ejes fundamentales de esta política, la única común de verdad que tiene en estos momentos la Unión Europea.

www.larazon.es 25/11/2018