Europa prefiere hablar a imponer

www.diariodejaen.es 22/10/2019

El sector quiere que se responda a Trump con la subida de aranceles a EE UU

El sector agroalimentario y la Unión Europea (UE) están en un “tira y afloja” por culpa del último movimiento de ficha de Donald Trump, presidente de Estados Unidos (EE UU). Y es que la subida de los aranceles a productos como el aceite de oliva —fijados en el 25%— ha trastocado aún más la “grave crisis” de precios.

Por un lado, desde Bruselas están aún del lado de la negociación, pero el sector recuerda que disponen de la aprobación de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para imponer aranceles por valor de 4.000 millones de dólares al país norteamericano, por lo que piden que se haga y que la UE “no lo base todo en la negociación”, sino que, por así decirlo, le pague a EE UU con la misma moneda. De esta forma lo traslada Cristóbal Cano, secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) en Jaén, recién llegado de participar en la reunión del Grupo de Diálogo Civil de Aceite de Oliva y Aceituna de Mesa en la Comisión de Agricultura de la UE, en Bruselas.

El foro, que suele reunirse un par de veces al año, trata asuntos de importancia para el sector y, dada la situación, el tema de los aranceles era algo que no se pudo obviar. “Lo que se nos comunicó en la Comisión de Agricultura es que ahora mismo, la apuesta para ponerle freno a los aranceles está en la negociación”, indica Cano, a la vez que subraya: “También están pendientes de que la OMC emita una resolución de la demanda puesta al contrario. Es decir, de la UE contra Boeing, pero eso sí que va a tardar aproximadamente unos seis meses”. Por esto, desde el sector consideran que esto no se puede alargar mar e instan a la Administración europea a poner todas las cartas sobre la mesa y darle de probar de su propia medicina a Trump.

“Exigimos a la UE que se tome esto como un problema de primer nivel porque el sector agroalimentario no tiene que ser el que pague los platos rotos de guerras comerciales que no van con nosotros, que el problema se dirima dentro del mismo sector de la aviación”, asegura Cristóbal Cano.

No obstante, mientras el asunto evoluciona y no, piden que se pongan en marcha “medidas de compensación” para los agricultores. “Desde nuestro punto de vista los principales damnificados somos nosotros, el sector productor”, afirma, al mismo tiempo que pone como ejemplo el hecho de que simplemente el anuncio de los aranceles ya provocó movimientos. “Bajaron las cotizaciones en origen del aceite de oliva entorno a 12 o 14 céntimos antes de que entraran en vigor el pasado 18 de octubre. Solo hizo falta que Trump lo anunciara”, afirma.

Asimismo, cree firmemente que los primeros afectados son los productores. Un problema que no viene a otra cosa que a empeorar la tesitura que ya atravesaba el sector oleícola. “Es la puntilla a la situación de ruina que tenemos. Esto viene a ahondar más en la crisis de precios”, asegura, aunque deja claro que “no hay que perder la perspectiva” de que, antes del “arancelazo” de Trump, el sector estaba “tocando suelo de precio”.

40% de pérdidas. El precio del aceite de oliva muy bajo, el impuesto de la Administración estadounidense que planea sobre un buen número de productos agroalimentarios —entre los que se incluye el oro líquido— y, por si fuera poco, unas previsiones más que malas para la campaña que está por comenzar. “Nosotros prevemos un 40% de pérdidas con respecto a la anterior”, apostilla el secretario de UPA en Jaén, que reconoce que hay que esperar a las previsiones que elabora anualmente el Gobierno andaluz, aunque, dice, “suelen variar poco”. La falta de lluvia y la fuerza de la gota fría hacen que se espere una campaña “cruda” para los olivareros.

 LA GUERRA COMERCIAL
Las ayudas de la UE a Airbus no gustaron a Trump, que denunció esta situación, que permitió la modernización del servicio en detrimento de la empresa norteamericana Boeing. La OMC dio la razón al presidente estadounidense y lo autorizó a imponer aranceles del 25% a productos de países de la UE.

LA RESPUESTA. La UE quiere agotar la vía del diálogo antes de responder a EE UU con la imposición de aranceles a sus productos. El sector agroalimentario pide que lo haga y le recuerda que la OMC también ha autorizado para ello. Además, la UE está pendiente de la resolución de la demanda que se interpuso contra Boeing.

www.diariodejaen.es 22/10/2019