La campaña de verdeo se retrasa un mes por el clima con el temor de que parte de la producción se destine a aceite

www.lavanguardia.com 07/10/2018

La campaña de recogida de la aceituna de mesa se retrasa un mes por las suaves temperaturas del verano, ya que normalmente se inicia en la semana 37 del año y en esta ocasión será a partir de la 41, mientras el sector teme que gran parte de la producción se destine a aceite por el insuficiente tamaño para el verdeo.

Según un informe del Observatorio de Precios y Mercados de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, consultado por Europa Press, la campaña no se ha podido iniciar debido a las condiciones meteorológicas, aunque los agricultores ya han podido verdear algunas parcelas de aceituna gordal que contaba con un calibre adecuado y una madurez óptima.

No obstante, el sector cree que algunas zonas no podrán iniciar la campaña de verdeo antes del próximo lunes, a diferencia de campañas anteriores. De cualquier forma, primará la selección de árboles con los frutos comercialmente más adecuados, evitando la recolección de fruto de pequeño calibre.

Según este informe, las lluvias primaverales tardías y el inicio de un verano con temperaturas suaves han alargado el ciclo vegetativo, provocado un retraso en la fenología y maduración de los frutos de tres semanas. Además, indica que la climatología ha favorecido la floración y ha propiciado el cuajado del fruto, lo que se ha traducido en una abundante cosecha en árbol.

Sin embargo, señala que “mucha” de esa aceituna no tiene el tamaño suficiente para ser verdeable, por lo que es posible que el agricultor destine gran parte a la producción de aceite, si las lluvias otoñales no acompañan.

La nueva campaña se inicia con unas existencias de 392.690 toneladas –la segunda cifra de existencias a inicio de campaña más alta de los últimos ocho años– y con unas producciones muy inferiores a las de las campañas precedentes en los principales países competidores.

Además, se espera que la reducción de producción en Grecia sea en torno al 20 por ciento, como consecuencia de la sequía. Por su parte, en los países extracomunitarios la reducción se valora en torno a un 30 por ciento, con caídas del nueve por ciento en Turquía, 15 por ciento en Marruecos, 40 por ciento en Egipto, 50 por ciento en Argentina y hasta el 70 por ciento en Estados Unidos (EEUU).

www.lavanguardia.com 07/10/2018